Consejos para Universitarios

Signos de puntuación para una tesis bien redactada

Desde la escuela nos enseñan las bases para usar correctamente los signos de puntuación, pero estos son muy fáciles de olvidar. En nuestro día a día nos expresamos de la forma incorrecta sin darle importancia al daño que le hacemos a nuestra lengua y todo lo que nos afecta cuando queremos presentar documentos formales. Entonces llegamos al final de la carrera y nos llega el gran dolor de cabeza, la tesis.

La tesis constituye el documento más importante que tendrás que redactar en tu etapa universitaria. Si estás en esta etapa te compartimos algunos consejospara redactar de manera efectiva en tu tesis.

Primero, recordemos ¿Qué son los signos de puntuación?

Los signos de puntuación son señales o marcas gráficas que permiten al redactor estructurar un discurso escrito, al tiempo que le permite al lector identificar el modo de entonación y las pausas necesarias que facilitan su comprensión. Los signos de puntuación cumplen una importante función en la lengua escrita, pues su correcto uso permite comprender de forma coherente y sin ambigüedades el contenido de un texto. 

Por medio de los signos de puntuación se estructuran los textos y de la misma manera podrás estructurar tu tesis. Así quedará ordenada y con las ideas jerarquizadas según su importancia en principales y secundarias, lo que permite al lector y tutor una mejor interpretación, análisis y comprensión del contenido. Presta mucha atención a los signos de puntuación para una tesis bien redactada. 

Tipos de signos de puntuación

Los signos de puntuación son normas ya establecidas. Pero cuando conoces totalmente su función, eres libre de utilizarlas como desees según la interpretación que le quieras dar a tu escrito. Claro está, sin salirse de los parámetros establecidos. 

El punto

El punto (.) indica la pausa que se produce al final de un enunciado. Después de punto siempre se escribirá con mayúscula, salvo en el caso de que aparezca en una abreviatura. Existen tres clases de punto:

  1. El punto y seguido: se emplea para separar los distintos enunciados que forman un párrafo. Después de un punto y seguido se continúa a escribir en la misma línea.
  2. El punto y aparte: separa párrafos distintos. Tras el punto y aparte, la escritura debe de continuar en la línea siguiente, en mayúscula y sangrada.
  3. El punto y final: es el punto que cierra un texto.

La coma

La coma (,) marca una pausa breve dentro de un enunciado. Existen cuatro momentos donde debes utilizar la coma.

  1. Se emplea para separar componentes de la oración, excepto que esté precedido por alguna conjunción como y, e, o, u, ni.                                     
    • Por ejemplo, “Maria llegó de la universidad, comió, tomó un baño y se dispuso adelantar la tesis”.
  2. Se usa para encerrar aclaraciones.
    • Por ejemplo, “Si intentas, te gradúas; si no, nunca sabrás si lo lograrás”.
  3. Separa la parte entera de un número de la parte decimal.                            
    • Por ejemplo, 3,5 km.
  4. Las locuciones conjuntivas o adverbiales van precedidas y seguidas de coma.                                                                                                             
    • Por ejemplo, en efecto, es decir, en fin.

Los dos puntos

Los dos puntos (:) representan una pausa mayor que la coma, pero menor que la del punto. Se usa en cuatro casos:

  1. Antes de una cita textual y como un llamado de atención.
    • Por ejemplo, “Dice el refrán: más vale tarde que nunca”.
  2. Antes de una enumeración. 
    • Por ejemplo, “Las cuatro estaciones del año son: primavera, verano, otoño e invierno”.
  3. Tras las fórmulas de cortesía que encabezan las cartas y documentos.
    • Por ejemplo, «Estimada profesora:»
  4. Entre oraciones relacionadas sin nexo cuando se expresa causa – efecto o una conclusión.
    • Por ejemplo, “Perdió el trabajo, la casa, el carro: todo por el juego”.

El punto y coma

El punto y coma (;) representa una pausa mayor que la coma, pero menor que la del punto y seguido. Se emplea en dos casos:

  1. Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas.
    • Por ejemplo, “Me hace falta mucho; los antecedentes, la introducción; definitivamente, no creo que termine la tesis pronto”.
  2. Ante las conjunciones (pero, aunque y más), cuando se introduce una frase larga.                                                                                                           
    • Por ejemplo, «Hace muchos años hubiese empezado la tesis; pero hasta el sol de hoy no llevo ni la mitad».

Los puntos suspensivos

Los puntos suspensivos (…) están formados por tres puntos en línea y sin espacio entre ellos. Se emplea en cuatro casos:

  1. Al final de las enumeraciones abiertas, con el mismo valor que el etcétera.
    • Por ejemplo, “1, 2, 3, …”.
  2. Cuando se deja una expresión incompleta o en suspenso.                        
    • Por ejemplo, “A pocas palabras…”.
  3. Para expresar dudas, temor o vacilación.                                                    
    • Por ejemplo, “No lo sé … es una decisión difícil para mi
  4. Cuando se reproduce de forma incompleta una cita textual, texto o refrán.  
    • Por ejemplo, «Cuando Gregorio Samsa se despertó (…), se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto» (Kafka, La metamorfosis).

Este signo te servirá mucho para las citas textuales en tu tesis.

Signos de interrogación y de admiración

El uso de los signos de interrogación (¿?) marca el principio y el fin de una pregunta formulada de manera directa.

  • Por ejemplo, “¿Qué quieres?”.

Los signos de admiración o exclamación (¡!) son usados en los enunciados que expresan un sentimiento o emoción intensa.

  • Por ejemplo, “¡qué miedo!”, “¡vete de aquí!”. También, en las interjecciones, “¡ay!”, “¡oh!”.

Es importante tener en cuenta que estos signos son dobles, es decir, hay que abrirlos y cerrarlos. 

El uso de los signos de admiración e interrogación dobles se estableció por decisión de la Real Academia de la Lengua en el año 1754. Fue consecuencia de las continuas confusiones de lectura derivadas de la ausencia de elementos gráficos que anunciaran las preguntas o las admiraciones.

También existen <los signos de puntuación y auxiliares> que también son de suma importancia. Escríbenos en los comentarios si te gustaría saber sobre ellos. Los utilizas a diario pero estamos seguros que te has equivocado con ellos más de una vez. 

Recuerda que si estás redactando un documento tan valioso como la tesis, los signos de puntuación implementados correctamente, te evitarán muchos dolores de cabeza. Puedes también leer nuestros post sobre normas APA, para que todo sea perfecto.

Deja una respuesta