Consejos para Universitarios

Por qué usar gestores bibliográficos

Aunque disponer de una mayor cantidad de fuentes para consulta puede considerarse una ventaja en sí misma, lo cierto es que la aparición masiva de fuentes de información supone también un reto para el estudiante y el investigador. Es allí donde intervienen los gestores bibliográficos.

Desde que se masificó el uso del internet aumentó considerablemente el número de recursos bibliográficos a los cuales estudiantes e investigadores podemos acceder. Es más, hoy en día los tipos de fuentes bibliográficas son muy diversos, por lo que podemos encontrar información relevante alojada en fuentes como: vídeos, artículos científicos, tesis de grado, blogs y un largo etc.

¿Por qué debemos aprender sobre gestores bibliográficos?

A fin de superar los desafíos relacionados con la gestión de la información, los estudiantes de la era 4.0 debemos desarrollar competencias para el manejo de las herramientas que nos facilitan la vida en esta era, y debemos ser capaces de recabar datos de forma eficiente y adaptable.

Para afrontar los retos asociados a la masificación de la información se han desarrollado los gestores bibliográficos. Esta herramienta permite la automatización los procesos de búsqueda, categorización, almacenamiento y uso de la información. Funcionan como una aplicación que aloja bibliografía acorde a nuestros intereses académicos y profesionales, permite buscar y organizar documentos y exportar, en forma de citas y listas referencias, los datos allí almacenados.

¿Para qué sirven los gestores bibliográficos?

Los gestores bibliográficos tienen tres funciones básicas: entrada, organización y salida de datos.

1)      La entrada de datos:

La entrada de información puede realizarse directamente desde las páginas de internet, pues el usuario haciendo clic en un icono sencillo (Ver Imagen 1) puede almacenar la información disponible en un sitio web. También existe la posibilidad de hacerlo agregando documentos que hemos descargado en nuestro computador.

Imagen 1. Así lucen los botones que permiten entrar información a Endnote basic, Zotero y Mendely.
Fuente: Varón Castañeda (2017)

2)      Organización de datos:

Desde sus primeras versiones los gestores bibliográficos permiten revisar de forma organizada toda la información, verificar el contenido de los documentos y eliminar aquellos duplicados. Igualmente es posible organizar conjuntos de referencias en carpetas y añadir etiquetas de búsqueda (Ver Imagen 2) que simplifiquen el proceso de exportación a Word.

Por ejemplo, si estoy escribiendo una investigación sobre “Desplazamiento forzado”, podré crear una carpeta destinada al almacenamiento de las referencias de ese trabajo, y podría añadir etiquetas como masacres, estadísticas, procesos judiciales, con las cuales me será más sencillo ubicar los documentos al hacer búsquedas para citar automáticamente.

3)      Salida de datos:

Al hablar de salida de los datos indicamos que es posible integrar la información contenida en el gestor bibliográfico a los programas de procesamiento de texto (Word).

¿Cómo así? pues sencillo, la información de cada uno de los textos cargados al gestor, puede exportarse en forma de cita o listas de referencias a nuestros documentos Word.

Para ello al momento de instalar la aplicación se incorporará, automáticamente, un complemento a nuestro procesador de texto, mediante el cual será posible crear citas y listas de referencias. La versatilidad es un valor agregado para este tipo de programas, pues permite adaptar la citación a diversos modelos de citación (Ver Imagen 3) como APA, IEEE, MLA, Vancouver y otros.

Imagen 3. Dashboard para gestión de citas y referencias en Mendeley.
Fuente: Varón Castañeda (2017)

¿Cuáles son los mejores gestores bibliográficos?

En la actualidad existen en el mercado una gran cantidad de gestores bibliográficos, muchos de ellos son gratuitos, incluso, algunas universidades compran licencias pagas que ponen a disposición de sus estudiantes.

¿Cómo saber cuál es el mejor para mí? algunos criterios a tener en cuenta para elegir son:

  • Compatibilidad con las bases de datos comerciales más importantes.
  • Capacidad para organizar y procesar las referencias bibliográficas obtenidas.
  • Capacidad para gestionar referencias en los formatos más utilizados (e. g. APA, Vancouver)
  • Posibilidad de integración con los procesadores de texto más conocidos.
  • Versatilidad
  • Capacidad de integrar documentos a texto completo y recursos compartidos.

Cuanto mejor sean las características que ofrezca el gestor en relación, con los criterios arriba enunciados, mejor será su rendimiento y mayor será nuestra posibilidad de hacer match con la herramienta.

¿Cuál es el gestor más adecuado para los estudiantes de la era 4.0?

A pesar de la amplia gama de opciones es posible identificar a tres gestores bibliográficos (gratuitos) que, debido a sus funciones y versatilidad, tienen una buena acogida entre estudiantes e investigadores. Me refiero a endnote basic, zotero y mendeley. Todos ellos permiten, entre otras cosas, importar referencias mediante un botón que se instala en el navegador y exportarlas a procesadores de texto, así como compartir referencias con otros usuarios.

Para quienes trabajan en equipo la posibilidad de compartir información con otros usuarios es tal vez una de las funcionalidades mejor valoradas. Los estudiantes de la era 4.0 estamos migrando toda nuestra información a la nube, y los gestores bibliográficos son el camión de mudanza que ha venido desplazando, de forma paulatina, a los correos electrónicos con los documentos sueltos o el uso de memorias USB.

Mendeley ha ido un paso más allá y permite incluso compartir trabajos propios, revisar productos de nuestros compañeros y valorar el impacto de las publicaciones en términos estadísticos, convirtiéndose hoy por hoy en una red social académica.

Así pues, después de haber repasado la gran cantidad de posibilidades que ofrecen los gestores bibliográficos, te animamos desde Munditareas a descargar y ensayar con estas herramientas cuando elabores tu siguiente trabajo de investigación, ensayo o tesis de grado. Estamos seguros que el match es inevitable.

Por Ibeth Ruiz

Asesora académica Munditareas

Fuentes referenciadas:

Varón Castañeda, Carlos Manuel. Gestores bibliográficos [recurso electrónico]: recomendaciones para su aprovechamiento en la academia. Medellín: Journals & Authors, 2017.

Deja una respuesta